Saltear al contenido principal
Sistemas De Bandas Sublaminares Para Columna: Bandas Jazz

Sistemas de bandas sublaminares para columna: bandas Jazz

En nuestra entrada de hoy presentamos una nueva edición del boletín MBA INSTITUTE. En esta ocasión, los Dres. Pedro Cortés y David Solano (Hospital Universitario de Canarias) nos hablan sobre la utilización de bandas sublaminares en cirugía de columna.

Aunque los tornillos pediculares son el patrón de oro en la estabilización quirúrgica de la columna vertebral, su uso no está exento de complicaciones (como los aflojamientos y las afectaciones neurológicas o vasculares), que son más frecuentes en la región torácica. Cuando se trata de corregir una escoliosis, el uso de los tornillos se ve especialmente dificultado en las concavidades de las curvas, ya que los pedículos acostumbran a ser estrechos y de carácter displásico.

Los autores repasan las diferentes soluciones que se han dado a este problema: empleo de ganchos pediculares, de alambre sublaminar y diferentes combinaciones de los mismos. Cada una presenta unas ventajas y unos inconvenientes, que son analizadas en detalle en el artículo.

Una de las últimas herramientas en incorporarse al arsenal quirúrgico de los especialistas de columna son las bandas sublaminares. En concreto, en el boletín se hace referencia al sistema Jazz Band (Implanet, Francia), que –en palabras de los autores– es fácil de utilizar, presenta alta estabilidad con un bajo perfil y consigue una buena transmisión de fuerzas en la interfase con el hueso. Además, las bandas reducen el uso de fluoroscopia, disminuyendo la exposición a radiación tanto del paciente como del equipo médico.

Aunque sus indicaciones originales eran la corrección de escoliosis paralítica y de la concavidad de las curvas torácicas en la escoliosis idiopática del adolescente, actualmente las indicaciones se han incrementado en la cirugía de deformidad del adulto; especialmente para la protección de la aparición de cifosis transicional proximal (PJK), la protección del tornillo pedicular en pacientes osteoporóticos (traumatismos vertebrales) y la protección de cierre de osteotomías vertebrales.

En el boletín se hace un repaso de las publicaciones científicas que evalúan el uso de este tipo de dispositivos. Se presentan los trabajos que analizan su rendimiento biomecánico, los que los comparan con otro tipo de dispositivos, los que analizan su tasa de complicaciones, los que analizan el grado de corrección conseguido e incluso los que estudian su retirada.

Además, los Dres. Cortés y Solano explican en detalle el uso de las bandas sublaminares e ilustran la técnica con algunos casos propios que permiten al lector hacerse una mejor idea de las indicaciones y aplicación de estos dispositivos.

Por supuesto, aunque la elección del tipo de implante y de la estrategia terapéutica dependerá de las preferencias del cirujano y de las características del caso, conocer todas las herramientas disponibles permitirá diseñar el mejor plan quirúrgico para cada paciente. Para los autores, el uso de las bandas sublaminares (Jazz Band) puede ayudar en multitud de casos, tanto en deformidades pediátricas y de adultos, como en patología traumática o degenerativa.

Desde aquí, como siempre, agradecemos a los autores su colaboración y recomendamos a todos la lectura de este número de nuestro boletín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + siete =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba