Saltear al contenido principal
Historia De La Anestesia: Qué Es Y Cuál Es Su Origen

Historia de la anestesia: qué es y cuál es su origen

A la hora de enfrentarse a una intervención quirúrgica pueden surgir diferentes inquietudes y temores relacionados con la anestesia que se va a utilizar. Conocer los diferentes tipos de anestesia, cómo actúa cada uno y los posibles efectos secundarios pueden ayudar al paciente a someterse a la intervención con más tranquilidad. Para intentar resolver estas y otras posibles dudas arrancamos una serie de posts centrados en la anestesia.

Definición de anestesia

Anestesia significa etimológicamente “sin sensación” o “sin sensibilidad”. No es lo mismo que analgesia, que es la ausencia de dolor. La finalidad principal de cualquier anestesia es evitar el dolor, pero según el tipo de anestesia empleado, además de la analgesia se producirán sobre el paciente otros efectos de pérdida de sensaciones, que iremos viendo al hablar de los diferentes tipos

Historia de la anestesia

La anestesia ha tenido una gran progresión en las últimas décadas a la par que las técnicas quirúrgicas y de diagnóstico, pero sustancias anestésicas como opio mezclado con vino, cannabis, etc., se han utilizado desde antes de Jesucristo. Por ejemplo, Hipócrates utilizaba la esponja soporífera, con una mezcla de opio, mandrágora y beleño (de la familia de la belladona). Por su parte, también el alcohol, la marihuana y el frío han sido utilizados tradicionalmente para facilitar los procesos quirúrgicos.

historia de la anestesia

Componentes de la anestesia

Sin embargo, se puede decir que la verdadera anestesia nace en el siglo XIX de la mano de los descubrimientos de los gases. Se atribuye a Horace Wells, dentista de Connecticut el primer uso de óxido nitroso para extraer piezas dentarias en 1844. Pero, cuando tuvo que demostrar su sistema en el Hospital General de Massachusetts, el paciente comenzó a gritar y Wells cayó en el descrédito y finalmente se suicidó. Su colega William Morton demostró en 1846 la eficacia del éter como anestésico general, y en 1847 Simpson aplicó el cloroformo en los partos. John Snow, considerado primer especialista en Anestesia, utilizó el cloroformo en el parto de la reina Victoria, que le nombró “sir” en agradecimiento. El éter se utilizó hasta mediados del siglo XX, cuando se descubrieron otros agentes inhalatorios más potentes, de más fácil manejo y menos efectos secundarios, como el halotano, que fue a su vez sustituido por el enfluorano, y hoy en día por el sevofluorano y el desfluorano.

En paralelo, se desarrollaron los agentes intravenosos, descubriéndose los barbitúricos a principios del siglo XX (barbital, fenobarbital), y en 1934 apareció el nuevo barbitúrico tiopental o pentotal sódico, utilizado hasta hace poco, siendo sustituido por el Propofol, que es el agente intravenoso más utilizado en la actualidad.

En España la Anestesia se desarrolló a partir de 1950 cuando aparecen los anestesiólogos como médicos especialistas. En 1953 se constituyó la Sociedad Española de Anestesia y Reanimación, S.E.D.A.R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba