Saltear al contenido principal
Sistemas De Prótesis Para Amputaciones

Sistemas de prótesis para amputaciones

¿Qué es una prótesis? ¿Cuáles son los componentes de una prótesis?

Una prótesis es un dispositivo artificial que reemplaza una parte del cuerpo, siendo su objetivo el mantener al máximo la función y la estética de la zona.

Los componentes genéricos de una prótesis son:

  • Encaje: Es la estructura que se sujeta al muñón.
  • Sistema de suspensión: Componente intermedio que conecta la piel del muñón con el encaje.
  • Articulaciones: Éstas dependen del nivel de amputación y del tipo de prótesis.
  • Elementos de control: Son cables o sistemas eléctricos que ayudan a controlar el movimiento de la prótesis.
  • Conjunto final: Parte más distal de la prótesis. En el miembro superior reemplaza la maño y el en inferior al pie.

Prótesis de encaje.

¿Cuál es la mejor prótesis?

Se trata de una pregunta de difícil respuesta, pero sí que se puede decir que la mejor prótesis no necesariamente ha de ser la más cara, sino la que mejor se adapte a las características físicas del paciente y, siendo cómoda para el mismo, ofrezca una alta funcionalidad y una estética adecuada.

De hecho, la satisfacción personal es el indicador clave para valorar la calidad de los cuidados a los pacientes con amputación.

¿Cuáles son los problemas más habituales en el uso de prótesis?

Dejando de lado las complicaciones relacionadas con la cirugía, el muñón puede presentar alteraciones que dificulten la rehabilitación del paciente y que pueden llevar a que éste acabe incluso por rechazar la prótesis. Algunas de las más comunes son:

  • Dolor en el muñón, que puede tener muy distinto origen:
    • Intrínseco:
      • Espolones óseos.
      • Osificación heterotópica.
      • Neuromas.
      • Osteomielitis.
      • Dolor de miembro fantasma.
      • Recurrencia tumoral.
    • Extrínseco:
      • Bursitis del muñón.
      • Edema óseo.
      • Problemas en la piel:
        • Abrasiones
        • Ulceraciones
        • Eccemas.
  • Degeneración o malformaciones en el muñón, tales como:
    • Exceso de tejido blando, por lo que el muñón queda inestable.
    • Cicatrización anómala.
    • Atrofia.
    • Contracturas musculares.
  • Mala adaptación del encaje protésico:
    • Pistoneo: Desplazamiento vertical del muñón durante la marcha. Suele ser por un fracaso en el sistema de suspensión.
    • Dermatosis del muñón, que pueden ser físicas, infecciosas o alérgicas.
    • Hiperhidrosis del muñón: El sudor no se evapora y se encharca en la parte inferior del encaje, lo que provoca desplazamientos del mismo. Origina caídas, problemas en la marcha, acelera el desgaste de la prótesis y es origen de patología dermatológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba