Saltear al contenido principal
Métodos De Tratamiento De Las Fracturas

Métodos de tratamiento de las fracturas

En nuestra entrada sobre Generalidades en el tratamiento médico de las fracturas comentábamos que las fracturas han de reducirse (restaurando su posición natural) y fijarse (manteniendo esta posición en el tiempo). En la entrada que nos ocupa, repasaremos brevemente las opciones que hay disponibles para llevar a cabo la fijación de los fragmentos óseos u osteosíntesis.

Dispositivos utilizados en la fijación de fracturas

El sistema de fijación utilizado debería ser el adecuado al segmento afectado, a las características de la fractura, al paciente y a su entorno. Además de estabilizar la fractura, el dispositivo seleccionado habrá de ser capaz de permitir una adecuada transmisión de cargas al foco de fractura.

material de osteosíntesis

Pie de foto: Métodos de fijación. De izquierda a derecha: fijador externo, yeso, placa de osteosíntesis, clavo intramedular, tracción esquelética.

Los métodos de fijación más habituales son los siguientes:

  • Métodos no quirúrgicos:

    • Tracción cutánea: se trata de aplicar fuerza longitudinal sobre el miembro afectado para mantener la alineación ósea. Hoy en día apenas se utiliza y se reserva para mantener temporalmente la posición mientras el paciente espera a la cirugía definitiva.
    • Vendajes: en el caso de fracturas de huesos pequeños y en ciertas localizaciones específicas, un vendaje puede ser suficiente para inmovilizar adecuadamente la zona.
    • Yesos, férulas o similares: se emplean para el tratamiento de fracturas relativamente simples, en pacientes con buen pronóstico (por ejemplo, niños) o en otros con bajas demandas funcionales (por ejemplo, fracturas de muñeca en ancianos).
  • Métodos quirúrgicos:

    • Tracción esquelética: sigue el mismo principio de la cutánea, pero se usan tornillos o pines anclados al hueso para transmitir la fuerza. Sólo se usa de modo intraoperatorio para mantener la alineación de los fragmentos.
    • Clavos intramedulares: barras metálicas que se introducen a lo largo del hueso fracturado. Habitualmente se bloquean con la ayuda de tornillos o pernos. Se usan en fracturas de huesos largos como fémur, tibia o húmero.
    • Placas y tornillos de osteosíntesis: son placas que se atornillan al hueso y suelen emplearse para el tratamiento de fracturas articulares, pues permiten un buen control de fragmentos pequeños.
    • Fijadores externos: tutores que van por fuera de la piel y fijan el hueso por medio de tornillos o agujas, de modo similar a un andamio. Por su poca invasividad, se utilizan cuando hay infección o probabilidad de infección (fracturas abiertas) o para la corrección de deformidades óseas.
Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Muy buenos días y gracias a todo aquel que halla atendido mi mensaje.
    Quiero aprovechar esta oportunidad en donde están tratando este tema de las lesiones que han desembocado en fracturas y sobre el tratamiento de estas con material de osteosíntesis.
    Mi caso, accidente en motocicleta en donde he tenido fractura de la díafisis de la tibia izquierda. Se diagnostica imposición de material de ósteosintesis a lo largo de toda la extensión de la tibia con fijación de tornillos en cada extremo de la inserción. Ya han pasado 18 meses y no he tenido mayores complicaciones, tan solo una pequeña infección en una de las suturas producto de la intervención quirúrgica que duro solo 2 meses después de un tratamiento eficiente con antibióticos. De resto, a los 2 meses de la operación, he salido a caminar y a los 3 ya salía a trotar a la ciclovía. No puedo negar que me duele en la parte inferior de la rodilla y en la zona donde tuve la lesión más que todo cuando salgo a trotar, pero lo extraño es que a veces me duele y a veces no, o me duele cuando empiezo a trotar pero después de que llevo unos 20 minutos de ejercicio se me quita. No se sí mandándome a quitar el material de osteosíntesis se solucione el problema o si la afectación sea producto de las secuelas que quedan en los huesos y no del material, que con el retiro de este no cambie la situación. Entonces esa es la inquietud que me aborda en estos momentos a parte de las dudas que tengo sobre los riesgos que puedan generarsen con la operación del retiro del material y lo que pueda pasar después con la fragilidad del hueso al querer seguir haciendo deporte.
    Espero que alguien en este “post” me sepa dar con su experiencia un concejo sabio.
    Muchísimas gracias.
    Atentamente:
    LUIS GABRIEL HERRERA RAMIREZ
    Desde BOGOTÁ COLOMBIA.

    1. Hola Luis
      Pues, como usted bien dice, no podemos saber con estos datos si el dolor se debe al material o a las secuelas de su lesión. Si los huesos consolidan adecuadamente, en general, no hay problema por retirar el material de osteosíntesis. Tenga en cuenta que la función de éste es mantener los fragmentos óseos en posición mientras consolidan. No se trata de que fijen el hueso “para siempre”. De hecho, si la fractura no curase, lo habitual suele ser que los materiales de síntesis acaben por fatigarse y romperse.
      No obstante, en la población general no suelen retirarse las placas o los clavos por el riesgo y las incomodidades que acarrea una cirugía adicional. No necesariamente tiene que ser “peligroso”, pero sí que puede acarrear molestias y, en ocasiones, es peor el remedio que la enfermedad.
      Desde aquí sólo podemos recomendarle que visite a su equipo médico. Ellos, mediante exploración clínica y pruebas de imagen podrán determinar si las molestias que tiene pueden venir del material de síntesis… y con ello tomar una decisión más informada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba