Saltear al contenido principal
Tipos De Prótesis De Hombro

Tipos de prótesis de hombro

Tras haber visto qué es el hombro y cuándo es necesaria una prótesis, en esta entrada analizaremos cómo es una prótesis de hombro y veremos cuáles son sus variedades.

¿Cómo es una prótesis de hombro?

En la sección ¿Qué es el hombro y cuándo necesito una prótesis? hemos explicado que la unión entre la parte proximal del húmero y la glena de la escápula forma la principal articulación del hombro. Por tanto, y al igual que en otros tipos de prótesis como los de rodilla o cadera, una prótesis de hombro tendrá que sustituir las superficies dañadas. Pero hay diversos modos de hacerlo en función de las necesidades de cada caso. Veámoslas una por una:

Prótesis total anatómica de hombro 

prótesis de hombro

Se utilizan en el tratamiento de la artrosis en pacientes que tienen el manguito de los rotadores intacto (hombro estable). Se llaman anatómicas porque imitan la forma natural del hombro y se componen de:

  • Vástago humeral: Porción alargada que se fija al húmero.
  • Glena: Superficie cóncava de polietileno que se fija a la escápula y constituye la superficie de fricción de la parte escapular de la prótesis.
  • Cabeza humeral: Con forma de casquete esférico, se fija al vástago y forma la superficie de fricción de la parte humeral de la prótesis.

Prótesis parcial anatómica de hombro o hemiartroplastia de hombro 

prótesis parcial de hombro

Es igual que la total anatómica, pero no se utiliza glena. La glena es responsable de muchos de los fracasos de las prótesis de hombro y no utilizarla puede evitar problemas. Normalmente se utiliza si el cartílago de la glena no está desgastado, lo que ocurre cuando el paciente presenta una fractura y no tiene un problema de artrosis.

Prótesis de resuperficialización o de anclaje metafisario 

prótesis de resuperficialización de hombro

No tienen vástago y simplemente sustituyen la cabeza humeral. Se utilizan en casos de degeneración artrósica en pacientes muy seleccionados y con muy buena calidad ósea (pues la falta de vástago dificulta el anclaje). Tienen la ventaja de consumir poco hueso y facilitan futuros recambios.

 

Prótesis invertida de hombro 

prótesis invertida de hombro

Se emplean en pacientes con daños irreparables en el manguito de los rotadores (tanto en fracturas como en casos de artrosis). El manguito estabiliza el hombro y los pacientes que lo tienen dañado pierden funcionalidad y, aunque una prótesis anatómica puede eliminar el dolor que sufren, no es capaz de devolverles la movilidad.

La especial configuración de las prótesis invertidas estabiliza el implante y hace que la musculatura se comporte de modo más eficiente. Pero, como aspecto negativo, cabe señalar que la implantación de una prótesis invertida consume mucho más hueso que la colocación de una anatómica. Esto puede complicar futuras revisiones y hace que muchos traumatólogos no las consideren una opción adecuada para pacientes relativamente jóvenes.

Una prótesis invertida se compone de:

  • Vástago humeral: Porción alargada que se fija al húmero. A diferencia de las anatómicas, su parte superior tiene una sección en forma de cazoleta.
  • Placa glenoidea: Es el componente que fija la prótesis al hueso de la escápula.
  • Glenosfera: Es el componente protésico del lado de la glena. Se fija a la placa glenoidea y tiene forma hemisférica.
  • Inserto: Es el componente humeral de la articulación. Se fija al vástago y se fabrica en polietileno.

Los principios biomecánicos de las prótesis invertidas se escapan de la naturaleza de este blog, pero los repasamos en una entrada específica en nuestro blog para profesionales sanitarios.

 

¿Y qué prótesis de hombro se adapta mejor a mi caso?

Responder a esto es una cuestión que corresponde a su traumatólogo. Hay muchos factores individuales que afectan a cada caso y, además, cada cirujano tiene un criterio propio de acuerdo a su experiencia. Sin embargo, un pequeño esquema de decisión podría ser similar al siguiente:

  • Paciente con artrosis sin daños en el manguito de los rotadores: Prótesis total anatómica (en algún caso seleccionado, podría usarse una de resuperficialización o anclaje metafisario).
  • Paciente con artrosis con daños irreparables en el manguito de los rotadores: Prótesis invertida.
  • Paciente con fractura de húmero proximal sin daños en el manguito de los rotadores: Hemiartroplastia anatómica.
  • Paciente con fractura de húmero proximal con daños en el manguito de los rotadores: Prótesis invertida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba